Recetas para Thermomix, salud, bienestar y belleza | Índice por categorías | Consejos y sugerencias | Las recetas de la A a la Z | Envíanos tu receta

| Carnes | Pescados | Masas | Arroces | Pasta | Repostería, postres | Infantil | Ensaladas | Bebidas | Huevos, lácteos | Verduras, legumbres | Sopas |

Síguenos en Twitter Siguenos en Facebook Siguenos en por RSS Mail Instagram
Recetas sin gluten Recetas sin lactosa Recetas con menos de 400 kcal Pintrest Instagram

viernes, 15 de diciembre de 2017

Varomeando por el mundo: Vilna



Al llegar a la ciudad  lo primero que te hace recordar que en otro tiempo fue parte de la Unión Soviética es la terminal del aeropuerto, Oro Uostas recuerda a los "palacios del pueblo".

Ciudad súper alegre en la que los jóvenes no recuerdan o no saben del pasado de la nación. Donde se mezcla la comunidad ortodoxa, católica, soviética, europea e incluso judía.

Con el privilegio de tener un barrio, Uzupis, barrio bohemio, que permite considerarse independiente (con bandera propia) de la ciudad. Y una calle llamada de la Literatura.

Comienza en la Puerta de la Aurora, la Iglesia ortodoxa del Espíritu Santo y alcanza el ayuntamiento en una de las arterias principales de la ciudad.

Catedral en plena plaza. Auténtico lugar social de la ciudad. Precioso mercadillo en Navidad. El paseo te llevará a la segunda arteria de la ciudad (Gediminio). Calle comercial, ocio, gente, alegría, ...

Ciudad ocupada por el nazismo y durante la época comunista. El edificio de la antigua KGB es testimonio de ello.

Universidad que data del siglo XVI, auténtica joya; en un entorno junto al parlamento de la República.

Pasado judío que queda reflejado en Vokieciai; lugar de genocidio.

Ciudad llena de vida, de juventud que los festivos aprovecha para pasear desde muy temprano  por el jardín frente a la torre de Gediminas.

Varomeando por el mundo: Vilna

Llegar a Vilna ( Lituania ) es prepararse para disfrutar de la gastronomía local. Deliciosa.

Saltibarsciai, una sopa fría a base de remolacha, crema agria y verduras; que decir de los Cepelinai o Didzkukuliai, unas empanadillas de masa de patata con diferentes rellenos; los Koldünai, raviolis rellenos de carne;  Lietuviskus, que en cierta medida nos recordará a la ensaladilla rusa; Kaimiska kepta menke, un bacalao al horno extraordinario;  kraujinai vedarai, morcilla de sangre; dzukiska silkiu, un arenque con champiñones, sopa borscht, cerveza, ...

Sin olvidarnos del vino caliente (típico en Navidad). Muy fácil de preparar y que en todos los mercadiños navideños navideños está presente.

Platos que son una auténtica maravilla.

Disfrutamos de ellos en: 

Forto Dvaras, cerca del ayuntamiento. Lugar con encanto para una cena.

Busi Trecias, totalmente recomendable. Muy buen ambiente, comida regional y buena cerveza.

Berneliu Uzeiga, con auténtica comida local.

- Vino caliente ( Glühwein - Glögg)

1.500 ml de vino tinto
250 gramos de azúcar
50 gramos de azúcar vainillado
1 limón
2 naranjas
2 palos de canela
4 uds. de anís estrellado
4 clavos de olor
1 pellizco de nuez moscada

Preparamos

1. Retiramos la piel del limón y de una naranja sin parte blanca y reservamos.
2. Pelar las naranjas y el limón y dejar sin parte blanca desde arriba hacia abajo, siguiendo la linea de los gajos, una vez pelados reservar.
3. Cortamos los gajos justo donde está la membrana y los dejamos limpios, deben quedar sin pieles blancas. Colocamos los gajos en una jarra grande, han de entrar las frutas, especias y los 1.500 ml de vino.
4. Colocamos en vaso el vino, el azúcar (ambos) y hacemos 10 segundos / velocidad 4.
5. Añadimos la canela y las pieles reservadas (una naranja y un limón sin parte blanca) hacemos 10 minutos / varoma / velocidad 1.
6. Añadimos el anís estrellado, el clavo y la nuez moscada; hacemos 15 minutos / 100ºC /velocidad 1. Pasado el tiempo colamos el vino al pasarlo a la jarra, dejaremos las pieles de la naranja y el limón como decoración.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
loading...