Síguenos en Twitter Siguenos en Facebook Siguenos en por RSS Mail Instagram
Recetas sin gluten Recetas sin lactosa Recetas con menos de 400 kcal Pintrest Instagram

sábado, 20 de febrero de 2016

Melindres

Necesitamos

4 huevos
40 gramos de aceite de girasol
40 gramos de aceite de oliva
125 gramos de azúcar
1 limón
60 gramos de anís
3 gramos de sal fina
2 gramos de levadura
600 gramos de harina

Preparamos

1. Ponemos en el vaso los aceites y la piel de limón y hacemos 2 minutos / 100º / giro a la izquierda / velocidad cuchara. Retiramos la piel de limón y reservamos en un recipiente aparte para que enfríe.
2. Sin lavar el vaso, añadimos 3 huevos enteros y la yema del cuarto (la clara la reservamos para hacer la glasa), el azúcar, y el licor de anís y hacemos 1 minuto / velocidad 3 añadimos el aceite ya templado y hacemos 15 segundos  / velocidad 3.
3. Tamizamos la harina con la sal y la levadura y añadimos las ralladuras de limón. Añadimos 500 gramos  al contenido del vaso y hacemos 15 segundos / velocidad 6, al terminar 1 minuto / velocidad espiga.
4. Comprobamos la consistencia de la masa, si se pega mucho a los dedos añadimos el resto de la harina y hacemos  15 segundos / velocidad 6 y  al terminar 1 minuto / velocidad espiga.
5. Dejamos reposar la masa en un bol, lo tapamos con un paño durante una hora. Una vez levada la masa, formamos porciones del tamaño de una nuez y con cada una de ellas formamos un rulo sobre una superficie ligeramente enharinada, anudar el rulo y los colocamos  sobre una superficie untada con aceite. Continuamos hasta terminar la masa.
6. En una olla, preparamos  la glasa mezclando el agua, el azúcar y unas gotas de anís y llevamos a ebullición. En cuanto rompa a hervir bajamos la temperatura y dejamos que se vaya formando un almíbar a fuego medio hasta que empiece a coger densidad. Mientras tanto freímos los melindres en abundante aceite, escurrimos en papel absorbente y reservamos.
7. Cuando el almíbar este casi a punto, montamos la clara con unas varillas y la agregamos a la olla del almíbar. Batimos enérgicamente para que se forme la glasa blanca y retiramos del fuego. Echamos de golpe los melindres en esta glasa y removemos con una cuchara grande para que todos queden bañados. Los sacamos a una bandeja cubierta de papel de hornear y los colocamos separados para que se sequen..

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
loading...