Síguenos en Twitter Siguenos en Facebook Siguenos en por RSS Mail Instagram
Recetas sin gluten Recetas sin lactosa Recetas con menos de 400 kcal Pintrest Instagram

lunes, 24 de agosto de 2015

Conservas de tomate

Partimos de tomates maduros. Deben escaldarse en agua caliente durante un momento y después los pelaremos. Después los picaremos y ya los introduciremos en tarros de cristal. Hay que evitar que pierdan jugo y también debemos evitar llenarlos a tope.
En el siguinte enlace de Varomeando, unos consejos a la hora de envasar y conservar los alimentos.
Un buen envasado podría permitir su conservación hasta un año.
Imagen: www.hogarmania.com

Necesitamos

Tomate
Sal
Aceite de oliva virgen extra
Agua

Preparamos

1. Escaldamos los tomates. Podemos hacerlo aparte o bien colocando agua en el vaso (un poco menos de un litro) y hacemos 10 minutos / velocidad 3-4. El agua debe hervir.
2. Ahora vamos colocando tomates en el cestillo para escaldarlos, lo ponemos en el vaso; hacemos 6-7 minutos / 100º / velocidad 3. Ahora es cuando los pelamos. Repetimos esta operación hasta que terminemos los tomates.
3. Ahora ponemos los tomates en el vaso y hacemos 15 segundos / velocidad 5. Comprobamos que han quedado troceados.
4. Envasamos ahora el tomate adecuadamente, colocaremos un par de cucharadas de sal gruesa en el fondo del tarro y un poquito de aceite una vez relleno el tarro. Seguimos los consejos de envasado y conservado.
---------------------------------------------------
Otra opción es no trocear los tomates y los vamos metiendo enteros en los tarros.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
loading...