Síguenos en Twitter Siguenos en Facebook Siguenos en por RSS Mail Instagram
Recetas sin gluten Recetas sin lactosa Recetas con menos de 400 kcal Pintrest Instagram

martes, 25 de agosto de 2015

Consejos para hacer zumos con Thermomix




Cítricos: Naranja, limón, mandarina, pomelo. Cuando hacemos zumos de cítricos en Thermomix, obtenemos zumos integrales, es decir, con toda su pulpa, que es donde encontramos la fibra. La técnica consiste en pelar completamente cada pieza y triturarla. Para que el resultado no sea demasiado denso, debemos añadir al menos 100 g de agua por cada pieza de fruta. EL azúcar o edulcorante es al gusto y en función del grado de maduración de la fruta. Ventajas de tomar zumos integrales en lugar de exprimidos: Según algunos estudios, al exprimir la fruta, estamos eliminando prácticamente toda la fibra, uno de los nutrientes más valiosos, y eliminamos también otros componentes que moderan la velocidad de digestión. Al tomar un zumo en forma líquida, sus componentes (incluido el azúcar) son rápidamente digeridos y absorbidos. Esta situación tiene su respuesta metabólica, diferente a la que ocurre cuando se come una fruta completa o un zumo integral.

Frutas con mucha agua: Las siguientes frutas tienen un contenido de agua del 85% o superior: albaricoque, arándano, melocotón, piña, ciruela, frambuesa, sandía y melón… se ponen en el vaso del Thermomix peladas y sin pepitas, y se trituran 1 minuto en velocidad progresiva 5-10. Son ideales para sorbetes si las congelamos limpias y troceadas y las trituramos en el momento en que vayamos a preparar el sorbete. Conviene añadir el zumo de un limón para potenciar el sabor y retrasar la oxidación. 

Frutas carnosas: Fresas, mango, melocotón, manzana, pera, kiwi, uvas, caqui, ciruela, cereza, aguacate… Son las perfectas para elaborar smoothie (del inglés smooth: suave) es un batido de fruta muy cremoso preparada a base de trozos y zumos de fruta, mezclados con productos lácteos, hielo o helado. La fruta se puede poner fresca o congelada, siempre limpia y troceada. Se pueden añadir vegetales como apio, espinacas, rúcula. A la fruta (y los vegetales opcionales) añadiremos un líquido que puede ser agua, zumo, incluso té frío. Añadimos el elemento espesante, que puede ser yogur, helado, almendras, cereales… y por último endulzamos y aromatizamos con las especias que escojamos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
loading...