Síguenos en Twitter Siguenos en Facebook Siguenos en por RSS Mail Instagram
Recetas sin gluten Recetas sin lactosa Recetas con menos de 400 kcal Pintrest Instagram

jueves, 27 de febrero de 2014

Suplementos vitamínicos

Imagen: blognutricion.com
Cuando nos planteamos recurrir a un suplemento vitamínico es porque hay que aportar vitaminas.
Hay que plantearse a que es debido la necesidad de ese suplemento: porque la dieta no aporta el mínimo de vitaminas necesario, porque el estado fisiológico  hace necesario aumentar el nivel de vitaminas. En cualquier caso tenemos que saber que una dieta equilibrada debe ofrecer todo el aporte vitamínico que un individuo necesita. Desde luego que si cambian las condiciones fisiológicas, como puede ser el caso de un embarazo o de una lactancia, se hace necesario complementar el aporte de vitaminas de la dieta, en este caso concreto el de vitamina B12. Otras situaciones como dietas hipocalóricas o dietas vegetarianas más o menos estrictos pueden necesitar de suplementos de vitaminas.
Pero no debemos caer en un consumo excesivo - abuso - generado por falsos mitos que lo único a donde nos puede llevar es a una situación de hipervitaminosis.
La hipervitaminosis se produce como consecuencia de un consumo vitamínico muy por encima de las necesidades reales de ese individuo, que pueden producir efectos no deseables y letales.
Veamos algunos ejemplos, debido a sus propiedades físico químicas las vitaminas liposolubles (A, D, E, K) son solubles en las grasas y por tanto son las que van a presentar mayores problemas en cuanto a la acumulación en el organismo. Así la vitamina D en cantidades cinco veces superiores a las necesarias provocaría hipercalcemia, calcificaciones. La vitamina A en cantidades superiores a 40 veces la recomendada desencadenaría cefaleas, vómitos, ...
En cuanto a las vitaminas hidrosolubles (B y C) se eliminan con mayor facilidad y por tanto es más difícil que se produzcan problemas de acumulación. De todas formas un consumo excesivo puede dar lugar a situaciones de toxicidad.
Tenemos que tener claro que la ingesta de vitaminas tiene que estar ligada a evitar enfermedades como consecuencia de situaciones carenciales en una determinada vitamina. De esta forma conseguimos un estado óptimo del individuo, con salud correcta.
Vigilar nuestra dieta y tener en cuenta cuales son los niveles diarios necesarios y no sobrepasarlos.
Y siempre recurrir a un médico o farmacéutico ante cualquier duda.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
loading...