|Índice por categorías | Consejos y sugerencias | Alimentación sana | Las recetas de la A a la Z | Sin Thermomix | Bimby Portugal | Cocina italiana | Cocina asiática

| Carnes | Pescados | Masas | Arroces | Pasta | Repostería, postres | Infantil | Ensaladas | Bebidas | Huevos, lácteos | Verduras, legumbres | Sopas |

Síguenos en Twitter Siguenos en Facebook Siguenos en por RSS Mail Instagram
Recetas sin gluten Recetas sin lactosa Recetas con menos de 400 kcal Pintrest Instagram

lunes, 13 de enero de 2014

La rueda de los alimentos

Es muy importante conocer los aspectos nutricionales de los alimentos que diariamente consumimos,  y es así porque el estado nutricional de una población va a depender del valor nutritivo de los alimentos que forman su dieta. Los alimentos van a proporcionar por una lado los nutrientes necesarios para la vida: hidratos de carbono, lípidos, proteínas, vitaminas y sales minerales) y por otro aportan elementos que son necesarios para el buen funcionamiento del individuo. De ahí la importancia que tiene que tengamos una dieta variada. Hablamos entonces de alimentación saludable o alimentación óptima, que es la que incluye todos los grupos de alimentos y que permite comer de todo pero de forma adecuada.

Para conocer como debemos alimentarnos es muy útil la pirámide de la Sociedad Española de Nutrición Comunitaria y la Rueda de los Alimentos de la Sociedad Española de Dietética y ciencias de la Alimentación.

Si nos fijamos grupo a grupo vemos que la ingesta de frutas, verduras y hortalizas, eligiendo de vez aislada las más coloreadas como la zanahoria, tomate o frutas rojas del bosque o bien crucíferas como las coles de Bruselas, la col o el brocol ricos en betacarotenos, licopeno, resveratrol, indoles, etc, son necesarios para una buena limentación saludable. En el caso de las espinacas y acelgas, la Agencia Española de Seguridad Alimentaria recomienda que se limiten a menores de 3 años por su contenido en nitratos. Es recomendable también que la dieta sea rica en cereales y farinaceas (arroz, pasta, patatas, ...) como fuente de hidratos de carbono, conociendo  que la versión integral tiene mejores propiedades nutricionales. La ingesta de lácteos es también imprescindible, pensemos que el 50% del calcio de la dieta tiene su origen en los lácteos. Las grasas enriquecidas en vitaminas liposolubles son también necesarias por el bajo aporte de grasa saturada. En la medida de lo posible se prefiere el pescado frente a la carne, alternando los pescado blancos frente a los azules. La Agencia Española de Seguridad Alimentaria recomienda que los niños pequeños, mujeres embarazadas y mujeres en edad fertil eviten algunos pescados azules como el pez espada o el atún rojo por su alto contenido en mercurio, así como también recomienda que las mujeres embarazadas eviten el consumo de la cabeza de gambas o langostinos por el posible elevado contenido en cadmio.Dentro del grupo de las carnes se recomienda el consumo de las de menor contenido en grasa como el pollo, pavo o conejo y dentro de los aceites el aceite de oliva virgen extra. Nuestra dieta debe incorporar también el consumo semanal de frutos secos como las nueces, avellanas o las almendras todos ellos beneficiosos para nuestra slegumbres, de esta manera equilibramos el aporte de proteínas animal y vegetal así como incluimos la fibra e hidratos de carbono complejos. También es importante el consumo de huevos por su elevado volor biológico. En cuanto a la bebida, el agua debe ser la elección.
alud. La dieta semanal debe incluir

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
loading...