Síguenos en Twitter Siguenos en Facebook Siguenos en por RSS Mail Instagram
Recetas sin gluten Recetas sin lactosa Recetas con menos de 400 kcal Pintrest Instagram

viernes, 3 de enero de 2014

Deja de fumar sin ganar peso

En los últimos años se está produciendo una continua disminución en el consumo de tabaco. Cada vez son menos las personas que fuman. Pero el hecho de dejar de fumar trae consigo unas consecuencias fisiológicas como consecuencia de la falta de nicotina que de repente se produce. El cuerpo esta acostumbrado a una nicotina que ahora no tienen. Y una de esas consecuencias es el aumento de peso. Un 60 % de las personas que dejan de fumar ganan peso.

Tenemos que hablar de la ansiedad, del nerviosismo o agitación que aparece cuando se deja de fumar. se buscan sustitutos para calmar ese nerviosismo y uno de esos sustitutos es la comida: bollos, chocolate, ... Se recurre a ellos para frenar el estado ansioso. En este sentido se hace necesario buscar otras medidas como puede ser la respiración proofunda que nos ayudarán.

Por otra parte y desde un punto de vista metabólico la nicotina aumenta el metabolismo, al desaparecer el metabolismo se relentiza y si a esto le añadimos los bollos o el chocolate, el aumento de peso está garantizado. Podemos recurrir a caminar o hacer ejercicio suave que contribuirá al gasto metabólico que hacía la nicotina.

Parece que al dejar de fumar se produce cierta adicción por el azucar. Siendo esto así debemos sustituir los alimentos tipo dulce por otros como la fruta. De esta forma garantizamos también un aporte mineral y vitamínico que favorecerá que no ganemos peso. Las personas que han dejado de fumar suelen comer cuando les apetece un cigarrillo, en ese momento es buena idea tener una pieza de fruta a mano como sustituto.

La nicotina también actua favoreciendo el transito intestinal, al dejar de fumar puede aparecer estreñimiento que debemos prevenir aumentando los alimentos ricos en fibra.

Y como no, al dejar de fumar los sentidos del gusto y el olfato se agudizan, esto significa que el apetito aumenta. En nuestra cocina diaria debemos favorecer la cebolla, vinagre, limón , ajo que aportan mucho sabor y pocas calorías. Eliminar mantequillas y embutidos y favorecer el consumo de fibras, frutos secos, ensaladas.

Bebe mucha agua, debes beber unos dos litros diarios. Incluso en forma de infusión como el te que actuaría incluso como antioxidante.

Evita la carne roja y favorece la blanca (pollo) y pescado blanco. Evitemos también la mallonesa. También es importante que evites las frituras y favorezca el consumo de alimentos cocidos.

Pensemos que no se trata de adelgazar sino de mantener el peso. Combinar una buena alimentación con ejercicio es fundamental. Y no os olvidéis que el fin último es mejorar la calidad de vida, tanto física como económica y social.

Si todavía fumáis, dejadlo. Llevo siete años sin fumar

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
loading...